Cocinar en equipo: la metáfora perfecta sobre la colaboración

Todos sabemos qué significa colaborar, pero no siempre el término se aplica en toda su amplitud. Para poner en valor el poder del trabajo en equipo con un fin común, doce profesionales, destacados por simbolizar la fuerza de la colaboración en pro del sector agroalimentario de Aragón, se colgaron unos delantales y se dispusieron a preparar una receta a veinticuatro manos en la Cantina LAAB, durante la primera parte de sesión de innovación “Cocina Lab” dedicada al vector CO.  

Unas fichas de dominó y el azar sirvieron para configurar tres equipos formados por cuatro personas que a su vez formaron un gran equipo con un objetivo común: cocinar un Tartar de Ternasco de Aragón IGP”. Y es que “las principales diferencias del trabajo en equipo y el trabajo colaborativo se centran en la orientación de todos hacia un fin común y el sentimiento de pertenencia. El trabajo colaborativo es un modelo organizacional horizontal donde se comparte información y se genera experiencia para construir un conocimiento común” explica Marianna Martinez, experta en la metodología HIP (Hexágono de la Innovación Pública).

Cada uno de los invitados tenía su cuota de responsabilidad en el resultado final, así como la oportunidad de aportar su sello personal. Uno peló a su manera y otro picó aguacate, aquél “sopleteó” el Ternasco de Aragón IGP, un afortunado hizo de “testeador” y el resto, hasta 12, fueron aportando su saber hacer y transformando con su modo de ver los ingredientes independientes para crear en suma una receta “coral” que fue la expresión tangible de que la suma de voluntades hacia un fin común es superior a la suma de los ingredientes individuales.  

Los componentes inmateriales fueron la humildad que llevó al esfuerzo por hacer bien cada parte, la curiosidad por conocer más allá de la porción de trabajo propia, la valentía de compartir la visión individual con el grupo y la confianza, porque en equipo y con buen vino en esta ocasión de la DOP Somontano (bodega Luis Olivan)) la camaradería está garantizada.

Tras esta primera parte de la sesión de innovación el grupo ya actúa como tal y está en la sintonía adecuada para acometer la parte de co-creación.

Las claves son:

  • Co-noce: cada equipo planteó un reto esencial para la Industria Agroalimentaria de Aragón pensando en un problema o necesidad.

Para generar las soluciones que den respuesta a estos retos hay que pensar en:

  • Co-necta: alianzas, sinergias con qué tipo de entidades, interlocutores de nueva incorporación, valores que aportan a la comunidad y sentido de pertenencia para dar solución a los retos e impulsar el ecosistema.
  • Co-nstruye.Pensar en proyectos y/o actuaciones a corto y mediano plazo para fortalecer la colaboración público-privada y que permita responder a los retos planteados.
 
 

Retos identificados por el equipo  C´alial

Pablo Martínez, DG de Consumo del Gobierno de Aragón, portavoz del equipo expone que el reto identificado es “acercar el producto de la industria agroalimentaria aragonesa al consumidor y a los mercados para que los demanden por su identidad aragonesa” y es que para este equipo “la industria agroalimentaria aragonesa es nuestro Silicon Valley”. Para aportar valor recuerdan que “no debemos olvidar quien es el destinatario final: el que abrirá la botella de vino o el que valora que esa pasta que está cociendo se fabricó muy cerca de su casa”. Conocer in situ la producción agroalimentaria es esencial para amarla, así lo defiende Luis Oliván “el enoturismo funciona muy bien para vender el vino, por eso el resto de la industria, también podría explorar esta estrategia”. Ofrecer experiencias memorables y agroturismo alimentario para poner en valor el origen y la producción de alimentos.

Retos identificados por el equipo Ternasco de Aragón IGP

Juan Antonio Rodríguez “Gigi”, director del Colegio público de Alpartir y portavoz del equipo, presenta como reto “dar a conocer los Alimentos de Aragón en el ámbito educativo: colegios, institutos o incluso escuelas de adultos.” Y comparten con el grupo anterior la importancia de tener experiencias y visitas que permitan forjar recuerdos de olores, paisajes y personas que se impregnan en los alimentos que se comen. Los niños tienen hoy por hoy fuerza para cambiar los hábitos de compra de su unidad familiar y voto para defender sus ideas (un ejemplo es el reciclaje). Carmen Urbano, directora general de innovación y promoción agroalimentaria, indica que se explorarán las posibilidades de colaboración para el desarrollo de contenidos formativos adaptados al público escolar que faciliten la labor del profesorado y la incorporación de estos temas en las aulas. Los profesores más implicados necesitan herramientas que les faciliten este objetivo educacional e informativo.

Retos identificados por el equipo DO Somontano

Antonio Novo, presidente Alianza Europea de Clusters, marca como reto que Aragón tenga voz en las decisiones geoestratégicas de la UE. “Tanto el COVID como la guerra en Ucrania nos ha enseñado que somos débiles. Ucrania y Rusia están fuera de nuestro alcance como proveedores y Europa necesita una nueva soberanía porque ¿de dónde tomaremos los recursos que hemos dejado de producir del Este?”. Señala que es importante conocer y participar en la medida de lo posible en el proceso de toma de decisiones en las instituciones comunitarias porque estamos en un momento crucial para nuestro futuro. Se ofrece a mantenernos informados sobre las posibilidades y oportunidades para Aragón a través de la Alianza Europea de Clústers y sus relaciones con las instituciones comunitarias.

Como colofón de la actividad,  cada pinche concluyó con una frase que definía lo aprendido en el taller proto como estrategia de promoción de los alimentos de Aragón.

 

¿Qué es CocinaLab?

Los principales objetivos de ‘Cocina LAB’ son: fortalecer la participación y la colaboración público-privada en el desarrollo del ecosistema del Círculo Agroalimentario de Aragón; potenciar la promoción de los Alimentos de Aragón; aplicar la Metodología HIP como modelo de innovación abierta que facilite la participación de actores relevantes para impulsar una mayor transformación de la producción agraria de Aragón en nuestro territorio; investigar y diseñar un modelo de innovación inspirado en la cocina para que pueda aplicarse por actores de interés en el ecosistema.

Hazte socio del Círculo Agroalimentario de Aragón aquí 

¡Comparte este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email